¿Cuándo tercerizar la cartera de cobros?

Posted by Templaris on Dec 21, 2021 8:00:00 AM

Existen diferentes factores que pueden llevar a una empresa a tercerizar sus servicios, cada empresa lo maneja a sus propios criterios y necesidad. Tercerizar los servicios de cobranza trae ventajas favorables a la empresa que se pueden medir a corto o largo plazo. Dentro de estas ventajas destacamos las siguientes.

Evita morosidad, al contar con una empresa que tiene un equipo expertos en cobranza, este actúa de manera proactiva y transversal y ejercen acciones conscientes y anticipadas con miras a evitar la morosidad. Además, brindan soluciones a las posibles eventualidades antes de caer en riesgo de pérdida

Tercerizar la cartera beneficia tanto a la persona que cobra como al deudor, porque el cobrador es capaz de detectar a tiempo inconvenientes y tener el pago de manera oportuna.

Genera eficiencia, pues cuando se contrata un tercero, se cuenta con tener mayor eficiencia en la rentabilidad de la que ya se obtenían anteriormente, sobre todo a un costo menor de lo habitual, “debido en parte a que las empresas expertas en cobranza tienen la capacidad de gestionar grandes volúmenes en forma rápida, sistematizada y profesional, generando reportes integrales de gestión”. Armesto, (2020).

¿Cuándo se debe tercerizar una cartera de cobros?

Cuando no se cuenta con un equipo experto capaz de cumplir con el nivel de conocimiento y especialización que se necesita para mantener una cartera de cobros eficiente.

Cuando no se quiera invertir en el uso de soluciones tecnológicas para mejorar el sistema de cobros, así como para poder segmentar de manera realista el nivel de cartera de cobros y contar con indicadores que permitan la toma de decisiones certera y evitar un alto porcentaje de morosidad.

Cuando el nivel de morosidad es alto, y la empresa no cuenta con las herramientas y los recursos humanos y tecnológicos para implementar un plan de contingencia que eviten mayores pérdidas.

Cuando la empresa quiere centrar sus esfuerzos en otros factores propios en los que se desempeñan con mayor eficacia. Como las ventas, por ejemplo.

Cuando la empresa se vea desgastando sus propios recursos o invirtiendo de más en el manejo de este proceso.

Para nadie hoy día es un secreto que tercerizar servicios es utilizado por diferentes organizaciones sin importar su tamaño. Esto se debe a que cada día se viene notando que están plenamente probados los resultados favorables que estos generan. Las cobranzas no son una excepción.